Se eleva el control de Hacienda sobre las Operaciones Vinculadas Temas de Interés

Se publicó el pasado día 30 de agosto el Orden HFP/816/2017 de 28 de agosto que aprueba el modelo 232 de Declaración informativa de Operaciones Vinculadas y de Operaciones y situaciones con Países o Territorios calificados como Paraísos Fiscales.

De acuerdo con lo establecido en el Orden, el nuevo modelo se destina únicamente a sustituir varios cuadros de información del modelo 200 de declaración del Impuesto sobre Sociedades. No obstante, el nuevo modelo 232 crea en realidad una nueva declaración informativa que extiende significativamente las obligaciones de información de los contribuyentes del impuesto sobre sociedades, creando asimismo nuevas obligaciones de información inexistentes hasta el momento.

El nuevo modelo 232 deberá ser presentado por los sujetos obligados en el mes siguiente a los 10 meses posteriores a la conclusión del periodo impositivo a que respecta. Por lo tanto, para ejercicios terminados a 31 de diciembre de 2016 la información deberá ser facilitada durante el mes de noviembre de 2017.

Son  sujetos obligados a facilitarla información mediante el modelo 232:

a.    Contribuyentes del impuesto sobre sociedades

b.    Establecimientos permanentes en España contribuyentes del impuesto sobre la renta de no residentes

c.    Entidades en régimen de atribución de rentas constituidas en el extranjero con presencia en territorio español, contribuyentes del impuesto sobre la renta de no residentes.  

La información tributaria que deberá facilitarse mediante el citado modelo puede clasificarse en tres grupos de operaciones:

1.    Operaciones con persona o entidades vinculadas.

2.    Operaciones de cesión de uso o explotación a partes vinculadas de determinados activos intangibles, que se hayan beneficiado de la reducción establecida en el artículo 23 de la Ley del Impuesto sobre sociedades (LIS).

3.     Operaciones relacionadas con paraísos fiscales (art. 19.2 LIS)

1 - Información de operaciones con persona o entidades vinculadas (art. 13.4 RIS)

Recordemos que son partes vinculadas según el artículo 18.2 de la LIS las siguientes:

  • Una entidad y sus socios y partícipes con una participación superior al 25%.
  • Una entidad y sus administradores o consejeros (excluida la retribución pagada a estos últimos por la entidad por el ejercicio de sus funciones).
  • Una entidad y los cónyuges de sus socios o partícipes, administradores o consejeros
  • Dos entidades pertenecientes al mismo grupo, según los criterios establecidos en el artículo 42 de del Código de Comercio (cuando una sociedad ostente o pueda ostentar, directa o indirectamente, el control de otra u otras, por detentar, por ejemplo, la mayoría de los derechos de voto).
  • Dos entidades en que una participe indirectamente en la otra en al menos el 25% del capital social o fondos propios.  
  • Una entidad y las personas unidas hasta el tercer grado  por relaciones parentesco (línea recta o colateral) por consanguinidad o afinidad con sus socios y partícipes o administradores y consejeros.
  • Una entidad y los administradores o consejeros de otra entidad, cuando ambas pertenezcan al mimo grupo
  • Dos entidades con los mismos socios o partícipes, o sus cónyuges, que participen, directa o indirectamente, en al menos el 25% del capital social o fondos propios.
  •  Dos entidades en que personas unidas hasta el tercer grado por relaciones parentesco (línea recta o colateral) por consanguinidad o afinidad participen, directa o indirectamente, en al menos el 25%, en el capital social o fondos propios.
  •  Una entidad residente en territorio español y sus establecimientos permanentes en el extranjero.  

 

1.1 Operaciones a incluir en el modelo 232:

a)    Operaciones con una misma persona o entidad vinculada que, en su conjunto, superen los 250.000 euros, según valor de mercado, durante un periodo impositivo.

Estas operaciones quedan también sometidas a la obligación de documentación impuesta para las operaciones vinculadas por el art. 18.3 de la Ley del IS. Obsérvese, por tanto, que mediante la presentación del modelo 232 la Administración Tributaria conocerá las operaciones y los contribuyentes obligados a preparar documentación relativa a precios de transferencia (documentación de grupo y específica de cada contribuyente)

b)    Operaciones “específicas” realizadas con personas o entidades vinculadas siempre que el importe conjunto de cada tipo de operaciones específicas supere los 100.000 euros. Dichas operaciones no están sometidas a obligaciones de “documentación”

Se entienden por Operaciones “específicas” las siguientes:

  • Las realizadas por contribuyentes del IRPF, en el desarrollo de actividades económicas, en que se aplique el método de estimación objetiva,  con entidades en que aquellos sus cónyuges, ascendientes o descendientes, detenten individual o conjuntamente el 25% del capital social.
  • Las operaciones de transmisión de negocios
  • Las operaciones de transmisión de inmuebles
  • Las operaciones sobre activos intangibles.
  • Las operaciones de transmisión de participaciones en entidades no cotizadas (o cotizadas en paraísos fiscales).                                             

Así, por ejemplo, un contribuyente que realice en un ejercicio la trasmisión de dos inmuebles a dos entidades vinculadas distintas por importe de 55.000 euros, por operación, quedará obligado a declarar en el modelo 232 ambas operaciones (ya que se tratan de dos operaciones del mismo tipo que en conjunto superan los 100.000 euros). De esta forma se constata que la Administración tributaria obtendrá información relativa a operaciones vinculadas de importe relativamente reducido.

c)    Operaciones de la misma naturaleza y que a su vez utilicen el mismo método de valoración siempre y cuando su importe conjunto sea superior al 50% de la cifra de negocios de la entidad, con independencia del importe de la contraprestación del conjunto de operaciones con la misma persona o entidad vinculada. Este tipo de operaciones no debería en principio ser objeto de documentación de operaciones vinculadas (salvo si el importe conjunto de operaciones con una misma persona o entidad superara los 250.000 euros).

Así, un contribuyente que realice operaciones cuya naturaleza y método de valoración sea el mismo y que superen el 50% de su cifra de negocios, con independencia del volumen de facturación a cada parte vinculada, deberá informar sobre todas y cada una de las operaciones realizadas con dichas partes vinculadas. La Administración tributaria tendrá así conocimiento de todos aquellos contribuyentes cuya actividad se realiza principalmente con partes vinculadas (por ejemplo, productores “maquila” dentro de determinado grupo) 

No deberá ser objeto de declaración mediante el presente modelo las operaciones entre entidades que integran el mismo grupo de consolidación fiscal, excepto respecto de las operaciones de cesión de activos intangibles (art 65.2 de la LIS).

1.2 Información a incluir en el modelo 232:

a)    NIF, denominación o nombre, y provincia o país de residencia de la entidad o persona vinculada.

b)    Tipo de vinculación con la persona o entidad vinculada.

c)    Importe de la operación.

d)    Método de valoración aplicado.

e)    Tipo de operación vinculada, con indicación de pago o ingreso, de acuerdo con la siguiente relación:

 

  • Adquisición/Transmisión de bienes tangibles (existencias, inmovilizados materiales, etc.).
  • Adquisición/Transmisión/Cesión de uso de intangibles: cánones y otros ingresos/pagos por utilización de tecnología, patentes, marcas, know-how, etc.
  • Adquisición/Transmisión de activos financieros representativos de fondos propios.
  • Adquisición/Transmisión de derechos de crédito y activos financieros representativos de deuda (excluidas las operaciones del tipo siguiente)
  • Operaciones financieras de deuda: constitución/amortización de créditos o préstamos, emisión/amortización de obligaciones y bonos, etc. (excluidos los intereses).
  • Servicios entre personas o entidades vinculadas (incluidos rendimientos de actividades profesionales, artísticas, deportivas, etc.)
  • Acuerdos de reparto de costes de bienes o servicios.
  • Alquileres y otros rendimientos por cesión de uso de inmuebles. No incluye rendimientos derivados de transmisiones/adquisiciones (plusvalías o minusvalías).
  •  Intereses de créditos, préstamos y demás activos financieros representativos de deuda (obligaciones, bonos, etc.). No incluye rendimientos derivados de transmisiones/adquisiciones de estos activos financieros (plusvalías o minusvalías).
  • Rendimientos del trabajo, pensiones y aportaciones a fondos de pensiones y a otros sistemas de capitalización o retribución diferida, entrega de acciones u opciones sobre las mismas, etc
  • Otras operaciones.

Se extienden, por lo tanto, los deberes de información a operaciones que no tienen influencia directa en la cuenta de resultados y, por ende, en la base imponible del impuesto sobre sociedades. Así por ejemplo, la concesión de un préstamo deberá ser informada, con independencia del momento del devengo de intereses. 

2 - Información de Operaciones con persona o entidades vinculadas en el caso de reducción de rentas procedentes de activos intangibles (art. 23 LIS)

Quedarán obligados a presentar el modelo 232 los contribuyentes que apliquen la reducción de las rentas procedentes de determinados activos intangibles, prevista en el artículo 23 Ley del IS, como consecuencia de la cesión de determinados intangibles a personas o entidades vinculadas.

3- Información sobre Operaciones y Situaciones con Paraísos Fiscales (art. 19.2 LIS)

Quedarán obligados a presentar el modelo 232 los contribuyentes que realicen operaciones con países o territorios considerados como paraísos fiscales o que, a la fecha de cierre del periodo impositivo, posean valores en los citados territorios, con independencia del correspondiente valor.

La información a facilitar incluye la descripción de operación realizada, la identificación de la parte con que se realizan las operaciones y la identificación del país o territorio identificado como paraíso fiscal. 

Conclusiones

En definitiva, con el modelo 232 la Administración tributaria tendrá acceso a la información sobre los contribuyentes que le permitirá controlar el cumplimiento de las obligaciones de documentación relativa al régimen de precios de transferencia, cuyo incumplimiento dará lugar a la aplicación de sanciones.

Igualmente, con el modelo 232 la Administración tributaria conocerá casi todas las operaciones vinculadas realizadas por los contribuyentes, lo que podrá dar lugar al inicio de procedimientos de comprobación. 

Así previamente a la presentación del nuevo modelo 232, los contribuyentes deberán analizar en detalle y evaluar correctamente las operaciones vinculadas objeto de declaración para verificar el grado de contingencia fiscal de la información a facilitar a la Administración tributaria.

 

 Fernando Ribas

 Departamento Fiscal